domingo, 12 de julio de 2009

“TENDENCIAS GENERALES DE LA EDUCACIÓN MODERNA”, por Divertimenti

1. La música es, naturalmente, tributaria de las tendencias generales de la educación moderna; ésta puso el acento en la vida global y, en especial -en oposición al exceso de intelectualismo del pasado- en la motricidad, en la sensorialidad y en la afectividad.


2. Tiende a sentar nuevas bases, de las que el mundo moderno tiene una real necesidad. Estas bases, para ser válidas, deben asociarse con ordenamientos y jerarquías naturales, humanas y cósmicas a la vez.

• Comenius (Komensky), pedagogo checo (1592-1670) fue el primero en valorar la importancia de lo sensorial en la educación. Asimismo, la acción tenía para él un valor capital.
• Jean-Jacques Rousseau (1712-1778) en su libro Emilio o de la educación predicó a favor de las cualidades naturales del niño. Sus escritos son a menudo mal interpretados en cuanto a la libertad que debe otorgarse a los niños.
• Jean Pestalozzi, educador suizo (1746-1827) se ocupó, sobre todo, de los niños pobres. Fue uno de los primeros en dar importancia a la música.
• Fréderic Froebel, alemán (1782-1852), creó los "Kindergarten", los jardines de infancia. Alcanzó renombre mundial. Se basó en los juegos, las imágenes, las canciones, la danza y el movimiento.
• Dewey, norteamericano (1860-1952), fue un pragmático; preconizó el manualismo por oposición al intelectualismo. Desde el punto de vista filosófico se basó en el conductismo.
• El doctor Itard, francés (1775-1838), es conocido sobre todo por su informe sobre el salvaje de Aveyron, un muchacho de alrededor de nueve años que vivía como un animal. Era mudo y supuestamente sordo. Itard descubrió que no era sordo, pero pudo sacar como conclusión que si la audición es mediocre, es como si no existiese. Tuvo gran importancia para la música al crear la educación fisiológica del oído en 1805. Esto le permitió afirmar que se puede aprender a escuchar y a oír mejor.
• El doctor Séguin, francés, su discípulo, luchó contra la educación memorista (la lepra de su época). Para él, las nociones que provienen de los sentidos deben preceder a las ideas. La imaginación debe ser cultivada. De sus ideas retenemos "los tres tiempos de Séguin”: 1) la presentación, 2) el reconocimiento, 3) la expresión. Esto puede corresponder en música a hacer escuchar, reconocer y reproducir.
• María Montessori, pedagoga italiana (1870-1950), fue alumna del doctor Séguin. Tuvo una gran influencia desde el punto de vista de la nueva educación. La música no ocupaba aún, en su sistema educativo, lugar al que tenía derecho. Una de sus alumnas, la señorita Macheroni, realizó algunos ensayos orientados hacia la educación musical. María Montessori insistió en particular en la espontaneidad de las conductas, el gusto por el orden y la memoria de los sentidos.
• El doctor Decroly (1871-1932), psicólogo belga, creó el método global, de gran repercusión en la enseñanza pero que a veces se reveló como peligroso en la práctica. Este método fue aplicado en música pero, en lo que a nosotros se refiere, no pudimos adoptarlo.


3. En Suiza hubo un importante grupo de educadores. Por lo demás, en Ginebra se creó, en 1913, "La casa de los niños", "Instituto J.-J. Rousseau", donde los niños eran admitidos a partir de los tres años.

• Adolphe Ferrière, fundador en 1899 de la Oficina Internacional de las Nuevas Escuelas. Fue uno de los más importantes propagandistas de la escuela activa.
• Edouard Claparède, que preconizó la educación funcional.
• Alice Descoeudres se ocupó en especial de los niños anormales.
• Jean Piaget, de reputación mundial, estudió el desarrollo de la inteligencia en el niño.

4. Estos educadores ponen de relieve que la música tenía un evidente atraso en la educación respecto de otras disciplinas: dibujo, pintura, modelado, lenguaje, poesía, cálculo, etc. La razón, creemos, debe buscarse en el hecho de que la música se relaciona, más que otras disciplinas, con la vida interior, a través del canal auditivo, mientras que otras actividades se relacionan con el tacto o la vista, que son otros tantos medios de desarrollar el intelecto. Por otra parte la música, cuyo centro vital es la melodía (o sea, las relaciones sonoras), es de naturaleza esencialmente afectiva. Así pues, desarrollar la sensibilidad afectiva, las emociones y los sentimientos exige una avanzada madurez pedagógica. La música es además motricidad, dinamismo y, en su desarrollo completo -incluyendo la escritura y la lectura-, inteligencia que pone de manifiesto en gran parte el orden que preside la estructura del mundo.

5. Algunas tendencias actuales son poco seguras por su exagerado carácter : 1) pretender que todo es juego y nada más que juego, 2) dejara al niño en libertad total, 3) creer que el niño es realmente creador, 4) abusar de los medios audiovisuales.

¿Por qué música? Necesitamos una educación así...

Noticia emitida en canal CUATRO.

Posted by AMIPA CEIP SON SERRA on Domingo, 27 de diciembre de 2015