sábado, 18 de julio de 2009

OBJETIVOS EDUCATIVOS QUE PODEMOS ALCANZAR CON EL DESARROLLO DE LA “CANCIÓN CON GESTOS”, SEGÚN JOS WUYTACK

Mediante el juego musical y el gesto, se educan global y armónica diversas capacidades expresivas y sociales e intelectuales en el niño:

1. Imaginación.
2. Memoria.
3. Atención.
4. Inteligencia.
5. Creatividad.
6. Espontaneidad.
7. Rapidez de reflejos.
8. Coordinación psicomotriz.
9. Socialización.
10. Participación.


1. La imaginación está presente a lo largo de toda la actividad, ya que los diferentes personajes, acciones o situaciones expresados en el texto de la canción así lo sugieren.

2. La capacidad de memorizar los diferentes gestos y acciones se estimula constantemente durante el desarrollo de las actividades.

3. Es imprescindible para la integración del alumno en la actividad grupal, que su atención esté totalmente fijada en cada uno de los pasos. La práctica de la atención al profesor y al grupo de esta forma lúdica y divertida, es muy beneficiosa para su progreso.

4. La educación de forma activa de la imaginación, la memoria y la atención, conforman el desarrollo global de la inteligencia, que sale claramente beneficiada de todo este proceso.

5. Tanto a la hora de asociar gestos a personajes o acciones, como cuando tienen lugar las diferentes improvisaciones instrumentales, la creatividad surge si se consigue un ambiente relajado y participativo.

6. Este ambiente adecuado es el que permite a los alumnos manifestarse con espontaneidad. El profesor deberá estar atento para favorecer el desarrollo de esta capacidad.

7. La rapidez de reflejos es uno de los aspectos más llamativos de esta actividad. Cuando en la fase preparatoria, el profesor realiza un determinado gesto, los alumnos deben imitarlo inmediatamente, lo cual contribuye a la educación de esta cualidad.

8. En las primeras edades están aún en desarrollo las capacidades motoras, por lo que son muy importantes todas las actividades encaminadas al desarrollo de la coordinación motriz. Mediante las actividades rítmicas e instrumentales se refuerza la definición de la lateralidad y la motricidad fina. La respuesta corporal a una palabra o fragmento de la melodía estimula la capacidad de asociación motriz. Así mismo, con estas actividades se desarrolla la capacidad para improvisar corporalmente en el espacio.

9. El contacto con los otros compañeros con el objetivo de conseguir un fin común, contribuye a educar los aspectos de socialización en el trabajo, el juego y el estudio, que en estas edades están aún por desarrollar.

10. Dejamos para el final el aspecto quizás más importante de esta actividad. Dentro de la pedagogía musical activa, la participación es la base esencial del aprendizaje. El desarrollo continuado y progresivo de estas actividades, hace que la participación activa del alumno sea algo consustancial al mismo. Y el maestro deberá estar atento y contrarrestar, cualquier situación esporádica que no favorezca esa participación.

¿Por qué música? Necesitamos una educación así...

Noticia emitida en canal CUATRO.

Posted by AMIPA CEIP SON SERRA on Domingo, 27 de diciembre de 2015